Entrevista a Dietmar Roth: Sinergias entre la agricultura, el turismo costero y el de interior – Destination AlVelAl

Entrevistamos a Dietmar Roth, miembro de AlVelAl, un ejemplo de actividad agrícola rentable y respetuosa con el medio ambiente, que nos habla de su proyecto de turismo, agricultura y regeneración del territorio. Creemos que esta iniciativa podría replicarse en otras zonas de la Región de Murcia, enlazando así el turismo de interior con el del Mar Menor.

Dietmar hablará de este proyecto el 22 de noviembre en Murcia durante el Encuentro Anual de la Red de Ciudades por la Agroecología.

Resume brevemente vuestro proyecto

El proyecto “Destination AlVelAl” es una parte de nuestra iniciativa para la restauración del paisaje en el más amplio sentido de la palabra. Lo desarrollamos durante tres años con el apoyo de la TUI Care Foundation.

El objetivo del proyecto es ayudar a conseguir más ingresos para los agricultores, ganaderos y empresarios turísticos del territorio mediante:

  • La venta de productos procedentes de agricultura regenerativa a hoteles de la costa.
  • El uso de productos locales y de temporada en la gastronomía local con visibilidad para clientes (comida sana como atractivo para los turistas).
  • Incluir el territorio AlVelAl en la oferta de rutas y destinos del grupo TUI.

Y las actividades son las siguientes:

  • Transferencia de conocimiento: 1.750 beneficiarios mediante 30 talleres de agricultura regenerativa (AR) y gastronomía con grandes chefs estrella Michelin; 10 agro-cafés, 130 agricultores y 60 restaurantes asesorados; edición de manuales de AR y gastronomía sostenible y 20 recetarios.
  • Alargar la cadena de valor. Cadenas de suministro para 8 productos a hoteles de las zonas turísticas, y venta de productos a una línea aérea.
  • Primer año: 30 grupos de turistas alemanes y británicos en experiencia piloto en finca demostrativa de AR.
  • Elaboración de los primeros inventarios de recursos turísticos y productores ecológicos de las 5 comarcas.
  • Propuestas de rutas monográficas sobre turismo eco-cultural desde Murcia a Granada con 5 pernoctaciones en el territorio para incorporar en el portfolio de las empresas del grupo TUI.
  • Promoción mediante artículos en prensa especializada y visita a las granjas con TUI Fly.
  • Cooperación con organismos (Grupos de Desarrollo Rural, ayuntamientos, diputaciones, universidades, etc.) para la creación del destino turístico AlVelAl.

¿Qué aceptación está teniendo vuestro proyecto?

Los retos son enormes, tanto en lo económico, como en lo social y ambiental. Ante todo, hay que ganarse la confianza de la gente del territorio a través de transferencia de conocimientos prácticos mediante fincas demostrativas, talleres, cursos, etcétera, y de propuestas que generen más ingresos a las familias del territorio procesando los productos y vendiéndolos desde el territorio, identificando a los consumidores dispuestos a adquirir productos de calidad con el plus de ser sostenibles y regenerativos, etc.

También es importante facilitar fondos específicos para apoyar las buenas prácticas agrícolas, como hacer zanjas de infiltración de las escorrentías en las fincas, plantar setos para aumentar la biodiversidad y ser un refugio para polinizadores que ayudan a aumentar la productividad, así como fomentar el emprendimiento y apoyar planes de empresas y casos de negocios sostenibles.

Hay que tener claro que la economía y la sociedad se desarrollan en un medio ambiente, cuyos servicios ecosistémicos son fundamentales para nuestra propia supervivencia. El beneficio a corto plazo, la privatización de los beneficios y la socialización de las pérdidas hipotecan el futuro de nuestros hijos y nietos. Por eso es tan importante el uso sostenible de los recursos naturales y de la restauración del paisaje.

Un ejemplo de ello fue lo que hicimos en el caso de la reforestación del monte de la Muela en Vélez Blanco gracias al apoyo de Ecosia, en su primer proyecto en Europa. Este buscador de internet dona un árbol por cada clic y supuso el primer proyecto de cooperación público-privada de esta índole entre Junta de Andalucía, el ayuntamiento de Vélez Blanco, los voluntarios del Campamento de Restauración Ecosistémica, la Fundación Wates y AlVelAl. Gracias a los distintos fondos aportados se pudo contratar a personas en desempleo demostrando que la financiación filantrópica y la ayuda pública pueden mejorar el entorno social y ambiental. Estamos planificando otras intervenciones en este sentido.

También es importante el aspecto de la inspiración y de la Cultura de un territorio, la autoestima y el orgullo. Por eso, otra iniciativa fue reproducir en el paisaje la conocida figura del Indalo, emblema de la provincia de Almería basada en una pintura rupestre, a tamaño gigante con plantas aromáticas, cuya cosecha revierte en la Asociación de Personas con Discapacidad Psíquica de los Vélez gracias a otra financiación filantrópica de la fundación suiza Leopold Bachmann y la colaboración del ayuntamiento de Vélez Blanco. 

Lo fundamental para todos los proyectos es tender puentes y sentarse en una mesa todos los interesados en el desarrollo de un territorio. Quien dialoga, no se equivoca. Es crucial no negarse de antemano a hablar con alguien y ser creativo en las soluciones buscando situaciones win-win. Muchos de los retos se pueden afrontar con las tecnologías ya existentes, siendo un factor importante la financiación, así como buscando consumidores para nuestros productos y servicios, que estén dispuestos a pagar la calidad y la responsabilidad social y ambiental.

¿Cómo se podría aplicar vuestra iniciativa en el caso del Mar Menor y el Campo de Cartagena?

Este proyecto, en principio, se centra en la zona geográfica arriba descrita con una determinada realidad ambiental, económica y social. No obstante, el enfoque holístico, la estrategia y la metodología creo que sí se podrían aplicar a otras zonas. Es muy importante comprender el territorio y su ordenación, la complementariedad de zona natural, zona mixta y zona económica. Economía y ecología no tienen por qué ser antagónicos, analizando los casos de negocio en un triple canvas de sostenibilidad empresarial, social y ambiental y a un largo plazo, si realmente queremos defender los derechos de las futuras generaciones (caso contrario, no tendría mucho sentido tener descendencia).

¿Habéis encontrado obstáculos para llevar a cabo vuestro proyecto?

Como dicen por aquí: “Lo fácil está todo hecho”. En una zona no muy dinámica, de una gran pérdida demográfica (en Vélez Blanco no tenemos ni siquiera 4 habitantes por kilómetro cuadrado siendo así una de las zonas más despobladas de Europa) y un creciente envejecimiento, de poco emprendimiento, de retos en relación al relevo generacional, con una gran necesidad de desarrollar el asociacionismo, con gran necesidad de transferencia de conocimiento, los retos son múltiples. Hay que convencer con ejemplos que una determinada forma de trabajar supone un beneficio para la población local. Como decía más arriba, las fincas demostrativas, talleres y empresas de productores ayudan mucho a ganarse su confianza. En nuestro caso hay muy buena voluntad de ayudar por parte de las administraciones e instituciones a que mejore la situación.

¿Qué mensaje te gustaría transmitirnos?

En un estado democrático, las decisiones sobre el modelo de desarrollo y la elaboración de los correspondientes planes estratégicos tienen que ser participativos. Los habitantes de un territorio son los más afectados por las decisiones que se toman referente a su futuro económico, social, cultural y ambiental. Con la participación, también se hace corresponsable a la población local de los acuerdos tomados, por tanto, sólo con la metodología bottom-up se consiguen resultados duraderos.

Cuéntanos algo sobre AlVelAl

La asociación AlVelAl nace en 2015 como iniciativa para trabajar para ofrecer soluciones a los retos a los que se enfrenta la unidad biogeográfica del altiplano estepario del noreste de Andalucía y noroeste de Murcia: los efectos del cambio climático, la enorme erosión se suelos fértiles (20 – 40 toneladas por hectárea por año), la merma de la biodiversidad y el deficiente aprovechamiento de las escorrentías mediante la restauración del paisaje mediante la agricultura regenerativa, y la despoblación de las zonas rurales alargando la cadena de valor mediante el procesamiento y la venta directa de productos y servicios.

AlVelAl cuenta actualmente con unos 300 socios entre personas físicas y jurídicas (agricultores, empresarios, investigadores, ayuntamientos). Trabaja en las comarcas andaluzas del Alto Almanzora, Altiplano de Granada, Guadix y los Vélez, y en el noroeste de Murcia, en una superficie de más de un millón de hectáreas.

Por una parte, y en beneficio de la sociedad en general por su impacto a través de sus servicios ecosistémicos, AlVelAl promueve la restauración de zonas naturales en cooperación con administraciones públicas y entidades sin ánimo de lucro, tales como Ecosia, la Fundación Commonland, Fundación Leopold Bachmann, Fundación Wates, Fundación Triodos, etc.

Por otra parte, para el beneficio directo de los agricultores y empresarios del territorio, con apoyo de los grupos de desarrollo rural, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, universidades, los CADE, IFAPA, Oficinas Comarcales Agrarias y otras entidades hemos organizado más de 50 talleres tanto en técnicas de agricultura regenerativa (compost, abonos verdes, zanjas de infiltración, apicultura, hoteles de insectos, cultivos de alto valor, pastoreo sostenible, etc.), gastronomía y turismo. Se asesora de forma personalizada a los agricultores en la aplicación de las técnicas regenerativas, así como a las empresas y a los emprendedores en casos de negocio sostenibles.

Referente a la investigación también se participa en un grupo operativo de la Junta de Andalucía y se coopera con universidades nacionales y extranjeras.

Para la transferencia del conocimiento se han editado también manuales de técnicas de agricultura regenerativa y de gastronomía sostenible.

Consideramos fundamental para aumentar los ingresos de los agricultores alargar la cadena de valor constituyendo empresas. En septiembre de 2016 21 productores fundaron Almendrehesa S.L., la cual procesa (parte y tuesta) almendra, aceite de almendra, y próximamente aceite de oliva de olivos centenarios, vino, miel y otros productos.

Gracias a donantes e inversores filantrópicos AlVelAl ha podido apoyar con créditos blandos y ayudas a fondo perdido a los agricultores, como son el Fondo invierto en paisaje, invierto en futuro; Fondo 4 retornos; Fondo infraestructuras verdes y los Premios AlVelAl 4 retornos.

También hemos organizado varios coloquios sobre temas importantes como:

  • nuestra historia común del territorio,
  • la problemática del agua,
  • la puesta en valor del patrimonio histórico-artístico y
  • la percepción del paisaje y la identidad territorial.

Para unir las comarcas y resaltar determinados aspectos estamos organizando las rutas AlVelAl: la Ruta del Estraperlo, la de las Hierbas Aromáticas y Primeros Pobladores de Europa o la de la Espiritualidad y del Cordero Segureño.

Imagen de portada: AlVelAl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .